Vacaciones a Praga

Información Esencial

Moneda
Czech Republic, Koruna
1.00 USD = 23.47 CZK
CLIMA ACTUAL
Parcialmente soleado
+26°C

Explorando Praga

A Praga se la conoce con muchos nombre, la ciudad más hermosa del mundo, la ciudad dorada o la Ciudad de las Cien Torres. Lo que desde luego es cierto es que tiene mucho que visitar y no te arrepentirás si eliges pasar unas vacaciones en Praga.

Construida a lo largo del río Moldava, la capital de la República Checa cuenta con cuatro barrios, la Ciudad Vieja -Stare Mesto-, la Ciudad Nueva -Nove Mesto-, la Ciudad Pequeña -Mala Strana- y el área del Castillo -Hradcany-.

Aunque hay mucho que es fácil de explorar si vas a pie, por lo que es ideal para una escapada de fin de semana, aunque si eliges quedarte más días puedes visitarla con más calma y ver muchas más cosas.

Praga es una ciudad con una gran historia y recorriendo sus calles y sus museos puedes revivir los momentos más importantes de la prehistoria, antigüedad y el siglo XX para la que fue una de las capitales más importantes de Europa.

Una de las zonas más visitadas de Praga es la ciudad vieja, en ella se pueden encontrar algunos de los principales monumentos de Praga como la torre del reloj en la plaza de la ciudad vieja, además de la curiosa vista que ofrecen los edificios de la zona, que mantienen su encanto histórico.

Otro de los elementos que caracteriza a la ciudad de Praga son los puentes que conectan las distintas zonas de la ciudad. El más antiguo es el puente de Carlos, con torres a cada lado del mismo y una serie de estatuas que lo recorren, por lo que merece la pena una visita cuando cruces hacia la Ciudad Pequeña desde la Vieja.

En la zona del Castillo encontrarás, no sólo el castillo más grande del mundo, sino también las joyas de la corona checa y diversas callejuelas que rodean los alrededores. En esta zona se encuentra también el callejón del oro, formado por una hilera de pequeñas y coloridas casas que merece la pena visitar. Además, en una de estas casas residió el escritor checo Franz Kafka y también está abierta para la visita.

Otra de las zonas más visitadas es el barrio judío. Tanto el cementerio judío como las sinagogas de la zona merecen una visita. Por otra parte, si te interesa ver algún museo puedes ir al museo nacional, cuya edificio es ya una obra en sí misma, o al museo del comunismo, en el centro de la ciudad.

Además de visitar monumentos y museos, deberías aprovechar los descansos de tu visita para probar la deliciosa comida y cerveza checa en alguno de los restaurantes locales. Aunque se encuentren en zonas turísticas los restaurantes no son muy caros y se puede disfrutar de una buena comida a precios razonables.